SEMANAS DECISIVAS

Comparte

Universidad Católica entra en cuatro semanas que serán decisivas para su futuro tanto en el ámbito nacional como internacional. Los cruzados tendrán un calendario que los obligará a jugar cada tres días prácticamente, entre Campeonato Nacional y Copa Libertadores.

OBLIGADOS A RESPONDER

Los dirigidos de Ariel Holan tendrán su primer apronte este miércoles cuando viajen hasta la VIII región, para enfrentar al siempre complicado Huachipato de Gustavo Florentín. Los cruzados no han perdido en condición de visita en el presente torneo y traer tres puntos desde Talcahuano podría darle mayor oxígeno de cara al apretado fixture que le avecina a la UC.

El domingo recibirán a Audax Italiano en San Carlos de Apoquindo. Los “Tanos” no han encontrado su mejor forma en este retorno del fútbol, pero siempre han sido un rival complicado para los precordilleranos. Además, Holan tendrá que decidir si hará rotación, ya que tres días después tendrá una verdadera final.

Tras el parón por fiestas patrias -que será el único descanso que tendrán los estudiantiles-, la UC tendrá que ir hasta Viña del Mar, para enfrentar a Everton. Este encuentro se daría -aun no está confirmado por la ANFP- tres días después del trascendental duelo en Cali, por lo que seguramente Holan dispondrá de un equipo alternativo, en donde se espera que sumen minutos jugadores que se han visto relegados como Diego Buonanotte y la patrulla juvenil, compuesta por los canteranos cruzados.

EL TODO O NADA

Universidad Católica se jugará todas sus cartas el miércoles 16 de septiembre, cuando reciba por la tercera jornada del grupo E al poderoso Gremio de Porto Alegre. Los “Gauchos” no han arrancado de buena forma su participación en el Brasileirao, ya que, tras 8 fechas disputadas, solo tienen un triunfo; pero en Copa Libertadores, el panorama es diametralmente opuesto, ya que lideran el grupo.

Siete días después la delegación cruzada se dirigirá hasta Colombia, cuando visiten al América de Cali en el «infierno rojo». La UC volverá a la ciudad en la que hizo historia en 1993, cuando clasificó a la final de la Copa Libertadores tras empatar 2-2 con “Los Diablos Rojos”. El escenario es diferente ahora, ya que Católica se jugará todas sus opciones para seguir con vida en la Libertadores.

En los cálculos de Universidad Católica está previsto sacar al menos 4 de los 6 puntos posibles. De lo contrario, el panorama se pone cuesta arriba y las dos derrotas sufridas antes de la pandemia no le dan margen de error a los pupilos de Holan, que no avanzan a octavos de final en Copa Libertadores desde la edición 2011.

VIAJE A BRASIL Y CLÁSICO

Pero no hay tiempo para descansar. El martes 29 de septiembre, el bicampeón del fútbol chileno tendrá que medirse en el Arena do Gremio ante los dirigidos de Renato Gaúcho. Este partido bien puede ser decisivo, o un encuentro sin relevancia para la Católica, dependiendo de los resultados que obtengan en la jornada 3 y 4 de Copa Libertadores.

La UC recibirá en San Carlos a su eterno rival: la Universidad de Chile. Pese a que aun no hay fecha confirmada, se espera que este encuentro se juegue el domingo 4 de octubre. La UC no cae ante la U en San Carlos hace más de 5 años, específicamente abril de 2015, y este plantel no espera ser quien rompa la buena racha.

¿Podrá la UC sortear con éxito estos 7 partidos en 26 días?