LA DELGADA LÍNEA (DE LA) ROJA

Comparte

 

Se acaba de terminar el partido entre Chile y Colombia y estoy re caliente, como todos, supongo. Nos vuelven a hacer un gol al final gracias a otra segunda pelota que no logramos ganar en el borde del área y nos sacan puntos del bolsillo cuando todo parecía listo para festejar.

No quiero ni tocar el tema de jerarquías históricas, pero Chile ya sabe que tiene que ganar en Barranquilla para defender el honor trastocado, pero también para bajar a un rival directo. En Sudamérica siempre hay tres equipos que se escapan y otros cuatro que se pelean un cupo y medio. Hoy, estamos en ese último grupo.

Sobre el partido, uff, qué lindo espejismo nos hacen vivir Vidal y Alexis con su categoría, pero la verdad es que lejos estamos de ser un equipo a su altura. Hoy por hoy Chile es frágil, puede ganar, pero puede perder dos minutos después. La Roja no es consistente y necesita serlo mañana mismo.

Por otro lado, qué extraño todo. Si nos decían hace una semana que Rueda iba a sumar un punto de seis, era para despedirlo; hoy, sin embargo, su continuidad está más firme que antes. Y es que la forma en que se pierde ante Uruguay medio que nos une a todos a nivel pasional, pero también a un nivel de sensaciones peligrosas que pueden confundir el análisis.

NO ESTAMOS BIEN

Primero, convengamos en que un punto de seis ES PÉSIMO. Las Eliminatorias son complicadas y apretadas; de Rusia nos quedamos abajo por diferencia de gol, así que no nos sintamos cómodos porque LA FORMA en que se perdió maquilló las derrotas.

Se los digo hoy, cada victoria y derrota que tengamos en estas Eliminatorias va a ser apretadísima. Cuando ganemos no será de forma cómoda y cuando perdamos puntos va a ser igual a como nos pasó en estas fechas: por detalles que parecen enanos, pero que nos costaron 4 ó 5 puntos.

Hoy, además, no tenemos tantos jugadores de jerarquía como antes y así como en esta pasada no pudimos contar con varios de ellos, en las futuras nóminas pasará lo mismo. Las probabilidades de que Bravo, Medel, Vidal y Sánchez estén disponibles siempre a su mejor nivel son mucho más bajas que antes y en esa premisa radica la importancia de afirmar a los nuevos nombres.

SIGUIENTE PASO

Y es que si hasta hace poco al DT se le exigía recambio, hoy los nombres ya están. Sí, ya fueron elegidos por Rueda, ya se mostraron en partidos de Eliminatorias y la gente ya los vio. Ahora toca hacerlos jugar bien juntos, buscarles un sistema que potencie sus condiciones individuales en pos del juego colectivo. Llegó el momento en que Rueda debe pasar de seleccionador a entrenador.

El problema –para él y para todos nosotros– es que no hay tiempo y tendrá que conseguirlo sí o sí en un mes más, primero ante Perú de local y, luego, con Venezuela, de visita.

Repito, el análisis no es pesimista porque Rueda dio luces de que sabe jugar Eliminatorias y esta vez estuvo cerca de conseguir mucho con poco, pero no olvidemos que el rival también juega y que quedarse afuera o dentro de Qatar 2022 depende hasta de perderse un simple gol que parecía cantado.